Fernando Bartolomé Zofío

Regalos para niños que lo tienen todo

REGALOS PARA NIÑOS QUE TIENEN TODO

por Fernando Bartolomé 

Para suerte o para desgracia, cada vez estoy más confuso con ello, la mayoría de nuestros hijos no solo lo tienen todo, sino que tienen más de lo que necesitan. Me refiero a cosas, materias tangibles. Y cuando llega un cumpleaños o las fiestas navideñas no sabemos qué nuevo volátil juguete regalar.

Ya que es complicado salir de esta rueda consumista y que se da por hecho que en estas fiestas hay que regalar cosas, muchas cosas, os voy a hacer algunas sugerencias donde invertir el dinero que no tenemos, pero que, al menos, tenga un sentido para nuestros hijos.

Algunos artilugios que pueden ser muy útiles para hacer la práctica musical más completa, complementos básicos, y asequibles, que todo músico debería tener son un metrónomo, un afinador, un soporte para guitarra, un atril, un banquito de pies, una cejilla, un juego de cuerdas de repuesto, libros de música y partituras. Para estas pequeñas cosas siempre está bien que miremos en la tienda de música “del barrio”. Va a haber poca diferencia de precio, suelen tener existencias a mano y, de paso, echamos una mano a este colectivo😉 Para las partituras y libros de música os recomiendo que miréis en tiendas como Casa Luthier, Hazen o El argonauta.

Para cosas más “serias” podemos pensar en una funda rígida o semirrígida para proteger mejor la guitarra o una grabadora digital para tener grabaciones de buena calidad. Se pueden encontrar en tiendas especializadas de guitarra o en grandes almacenes de música como Thomann, Musicopolix o incluso en Amazon podéis encontrar.

Y, si hablamos de ver progresos claros, sería conveniente mirar una guitarra nueva. Hay muchas tiendas especializadas donde podéis mirar. Una donde podéis encontrar un montón de guitarras, de estudio y de concierto, es en La guitarrería de Madrid.

Es difícil competir con una consola de videojuegos o un móvil, pero estos regalos van a colaborar a que nuestros hijos músicos estén más cómodos aprendiendo o tengan mejores condiciones para ello, y que disfruten de la música en mayor medida.

Son regalos que damos por gusto, y no por ansiedad.

Deja un comentario