Fernando Bartolomé Zofío

Fernando Bartolomé Zofío

Música, educación y filosofía

Artículos

Sobre los premios

La cación, en el trabajo o en la vida en general, ha funcionado durante mucho tiempo: “coestrategia del palo, en la edumo no hagas lo que yo quiero vas a comprobar la resistencia de este palo sobre tu cabeza”.

Después la cosa se sofisticó un poco y vino la estrategia del palo y la zanahoria: “Haz lo que quiero y tendrás esta magnífica zanahoria”. Hoy la zanahoria la podemos sustituir por una hamburguesa, un juego de PlayStation o un teléfono móvil, pero la estrategia es la misma.

Algunas corrientes pedagógicas apuestan por que el premio no sea algo de fuera, sino que sea el aprendizaje y la experiencia misma lo que se lleven de medalla.

En este sentido he decidido dar un reconocimiento público a aquellos alumnos que más aprendan y, para este curso, he preparado un tablón que rellenaré bimensualmente en el aula y en el que figuran las distinciones de oro, plata y bronce en distintos apartados.

He dividido a los alumnos en tres categorías, en función de las edades:

  • Bachitos.

  • Crescendi.

  • Granados.

Los Bachitos son los chicos nacidos antes después del 2012; los Crescendi, los nacidos entre el 2009 y el 2012; los Granados, los nacidos antes del 2009.

Y dentro de cada categoría, he decidido premiar con esas medallas simbólicas en los apartados de mejor pieza interpretada, mejor lector, mejor sentidor, mejor pensador, mayor precisión rítmica y mayor número de repertorio montado. Hay unas 18 medallas simbólicas por cada categoría con lo que casi todos los alumnos van a verse reflejados en el tablón, en un apartado o en otro.

La intención es que se vean reflejados los esfuerzos y el aprendizaje de los que más hayan progresado, medallas de oro, y de que los que están en bronces y platas, o no están, sepan que se cuenta con ellos y que sepan que pueden hacer las cosas un poco mejor.

La cultura de la zanahoria sigue muy presente y uno de mis alumnos más pequeños me preguntó:

  • Eso de la medalla está muy bien. Pero ¿qué consigo con ello? ¿Qué gano?

Otros muchos no lo preguntaron, pero seguro que lo pensaron. Esto de no dar ninguna zanahoria es complicado. Veremos sus reacciones cuando se vean en lo alto de la tabla o no.

Consigue gratis una de las piezas de La muerte barroca

Suscríbete a mi blog y tendrás recursos, artículos y otros regalos sobre música, educación y filosofía.